Cómo reparar una memoria usb dañada


Creías que ese pendrive duraría para siempre. Habías puesto allí información que necesitabas mantener almacenada de forma externa del disco duro. Sin embargo, el día tan temido llegó y ya no podés acceder a tus archivos almacenados en la memoria usb. ¿Hay arreglo? Sí, que lo hay. ¡A por ello!

¿Cómo me doy cuenta que mi memoria usb está dañada?

Existen tres señales que podrían estarnos indicando que la memoria de nuestro usb está dañada:

  • El ordenador no reconoce el dispositivo usb
  • Se presentan problemas para acceder a ciertos archivos guardados en el usb
  • No es posible que el equipo lea el pendrive

Tipos de daño que sufren las memorias usb

Tipos de daño que sufren las memorias usb

Existen dos formas en las que tu pendrive puede haber resultado dañado:

  • Daño en el software
  • Daño en el hardware

En el primer caso lo que ocurre es que no permite ser leído, mientras que en el segundo la falla ocurrió por un daño de naturaleza física, tal como ocurre cuando le entra agua.

¿Qué necesito para reparar un pendrive dañado?

  • Un ordenador con Windows XP / 7 /8.1 / 10
  • El pendrive o la memoria SD o micro SD

En el caso de las memorias SD o micro SD, necesitaremos un adaptador para conectarlas al ordenador. 

Detectando fallas de forma previa

Existen otras razones además del daño en ella para que una memoria usb falle. De modo que, antes de avocarnos a la tarea de su reparación, haremos las siguientes comprobaciones: 

  • Puerto usb dañado: es posible que el daño no esté en la memoria, sino en el puerto de tu PC. Para descartar esta posibilidad, prueba con otro pendrive.
  • Incompatibilidad de formatos: Windows y Mac no es el mejor maridaje posible, lo cual puede derivar en que los archivos generados en uno, no puedan ser leídos en el otro. 
  • Problemas con el cable usb: a veces lo que falla no es la memoria, sino el cable usb. En el caso de discos externos, antes de ir a por la avería en él, prueba sustituir el cable. 
  • Unidad encriptada: si no conoces la unidad usb con la que estás trabajando y esta no abre sus archivos o, con más razón, uno en específico, es posible que su propietario original la haya cifrado. Ponte en contacto con la persona para que te dé el acceso a ella. 

Cómo recuperar archivos de pendrive dañado

Si una vez descartadas las opciones anteriores, tu memoria usb continúa fallando, esto es lo que debes hacer para repararla. 

Opciones para reparar tu memoria usb dañada

Comando CHKDSK

  1. Conecta la memoria a un ordenador con Windows.
  2. Abre el símbolo del sistema con permisos de administrador.
  3. Ve a Inicio – Ejecutar.
  4. Tipea: cmd y dale enter.
  5. Cuando aparece la ventana negra de MS-DOS, escribe: chkdsk / x / f G. 

Nota: G representa a la letra correspondiente al usb que deseas reparar, así que también puede ser F o la que tu ordenador te haya indicado cuando lo insertaste. 

Este proceso activará la búsqueda de errores y el sistema intentará reparar los que aparezcan. Si aparece la siguiente nota: 

No se puede abrir el volumen para acceso directo.

Significa que existe un programa externo que se encuentra bloqueando la apertura de la memoria usb. Esto suele ocurrir con antivirus y con herramientas que monitorean el disco. Para solucionarlo, solo necesitarás desactivar dicho programa. 

Diskpart

Diskpart

  1. Conecta la memoria a tu pc Windows.
  2. Abre el símbolo del sistema con permisos del administrador.
  3. Tipea: diskpart
  4. Tipea: list disk
  5. Tipea: select disk 2 (el número puede cambiar si es que tu PC lo lee con otro número)
  6. Tipea: clean
  7. Tipea: create partition primary
  8. Tipea: select partition 1
  9. Tipea: active
  10. Tipea: format fs=FAT32

Formatear memoria usb

Tal vez, lo que tu pendrive necesita es un formateo. Las buenas noticias son que hay altas probabilidades de que vuelva a funcionar; las malas son que perderemos todos los datos que en él teníamos almacenados. 

Formatea la memoria usb

  1. Abre la ventana Equipo.
  2. Selecciona la unidad correspondiente al usb.
  3. Dale click derecho en Formatear.
  4. Desmarca la opción Formato rápido.
  5. Cliquea Iniciar.

Si el daño se encontraba en la memoria usb, con uno de estos métodos habrás podido acceder a la información que necesitabais o, en el peor de los casos, os habrá sido posible reactivar el funcionamiento del dispositivo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.